I+D+i con foco en el consumidor

La estrategia de innovación en los productos tiene en el centro a los consumidores y sus necesidades. Las personas no solo buscan electrodomésticos que conserven más tiempo los alimentos o lavavajillas que limpien cuidadosamente los platos, sino que esperan de sus electrodomésticos algo más: que les hagan la vida más fácil.

Las necesidades del consumidor son cada vez más cambiantes y exigentes, debido a la velocidad de la introducción de nuevas tecnologías y la digitalización global. Con todo ello, la necesidad de innovar es cada vez mayor, los ciclos de vida de los productos son más cortos y los productos más complejos. Esto afecta asimismo a las técnicas de producción, patrones de comunicación y procesos de desarrollo.

Por ello, para BSH el consumidor es origen y destino de la innovación y una de las principales fuentes de inspiración, conocer lo que necesita y cómo interactúa con los electrodomésticos en su día a día es esencial para desarrollar los productos y las soluciones del futuro.

Innovación abierta

Para trabajar en esta línea, en 2014 se consolidó en BSH España el Centro de Innovación y Tecnología Corporativa, cuyo principal objetivo es desarrollar tecnologías transversales aplicables tanto a productos como procesos. Además, se ha creado dentro de este centro un equipo de trabajo que busca la innovación en nuevas áreas de negocio para el Grupo.

Este enfoque impulsa nuevas ideas e introduce perspectivas novedosas, siempre centradas en el usuario. Además, permite la creación de equipos multidisciplinares donde diseñadores, expertos en marketing y en ventas e ingenieros trabajan juntos con el objetivo común de desarrollar productos innovadores que hacen a BSH diferente.

También es clave la generación de conocimiento como forma de acompañar estos cambios. La única forma de innovar y generar avances tecnológicos de futuro es la colaboración con universidades, centros de investigación y otras empresas, lo que se conoce como "open innovation".