Industria 4.0


En BSH se apuesta firmemente por la producción avanzada, la llamada cuarta revolución industrial, que integra la digitalización en los procesos y las fábricas; una producción en red que interconecta máquinas y elementos de alta tecnología donde se difumina la barrera entre lo real y lo virtual.

BSH entiende que la Industria 4.0 ofrece la base para la fábrica del futuro: una producción sostenible y altamente competitiva que ponga en el foco a sus clientes y a sus trabajadores.

Para BSH la estrategia de una fábrica altamente competitiva y sostenible, se basa en el uso eficiente de recursos, la productividad, sus empleados y un adecuado sistema de producción.

Sólo sobre ésta sólida base es cuando verdaderamente tiene sentido y se obtienen ventajas por incorporar nuevas y/o avanzadas tecnologías de producción y de información.


Innovación en fábricas

Robots colaborativos en la fábrica de Esquíroz

En la planta de Esquíroz, en Navarra, se ha demostrado cómo una tecnología puede proporcionar múltiples beneficios. En esta ubicación, la compañía integra el uso de robots colaborativos, que facilitan el trabajo diario de los empleados y minimizan el riesgo de lesiones. Estos robots realizan algunas tareas que requieren esfuerzo, y de este modo, mejora significativamente la ergonomía de los puestos de trabajo. De igual manera, permiten aumentar la productividad y garantizar la alta calidad de los productos fabricados.

Video

Robots colaborativos en la fábrica de Esquíroz

Play video

Realidad aumentada

La aplicación de la tecnología conocida como Realidad Aumentada también ha llegado a las plantas del grupo BSH en España. Por ejemplo, en la línea de montaje de las placas de inducción esta tecnología asiste al empleado en el proceso, y aporta mayor fiabilidad en esta fase de montaje del producto.

Tecnología RFID

La tecnología RFID, que ya se estaba utilizando en algunas aplicaciones puntuales e internas en fábricas, se ha empezado a utilizar también en la relación con proveedores. El material que algunos proveedores entregan en las fábricas de Montañana y La Cartuja ya no es necesario controlarlo y contabilizarlo de forma manual. Directamente al recibirlo y descargalo de los camiones se identifica automáticamente y se desencadenan todos los procedimientos administrativos correspondientes de forma rápida, fiable y eficiente.